EXPRESO (Guayaquil) Ofertas que tardan meses en concretarse

2018-07-12 07:44:20 | Política Nacional

Ejecutivo tiene varios temas pendientes. La ley contra la corrupción, a la cabeza

El Gobierno del presidente Lenín Moreno va acumulando ‘deudas’. Desde el año pasado, varias ofertas del primer mandatario han quedado solo en eso: ofertas. En la lista hay de todo un poco, desde proyectos de ley hasta venta de bienes, que las entidades gubernamentales demoran en resolver.

Legislación

1. La lucha contra la corrupción es uno de los ejes del discurso oficial. En la práctica, Moreno no ha logrado concretar sus ofrecimientos. Antes de posesionarse, en 2017, anunció que en los cinco primeros días de su gestión enviaría a la Asamblea un proyecto de ley para luchar contra la corrupción. No lo hizo. El pasado 24 de mayo de 2018 hizo otro anuncio: dijo que “pronto” presentaría el proyecto de ley de Extinción de Dominio (para recuperar los bienes en casos de corrupción). Ese mismo día, la presidenta de la Asamblea, Elizabeth Cabezas, ofreció un proyecto de ley de Recuperación de Capitales. Ella le ganó la partida al mandatario: su proyecto ya se presentó en el Legislativo el martes, como contó EXPRESO.

Inteligencia

2. Otra reforma pendiente tiene que ver con la seguridad nacional. El 19 de marzo, el desaparecido espacio del Presidente Informa, Moreno anunció que había dispuesto “iniciar el proceso de eliminación de la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain)”. Ese día justificó la urgencia de suprimir esa entidad por “el clamor ético de la ciudadanía”. Ese anuncio requiere, por fuerza, una modificación legal: la Senain fue creada en la Ley de Seguridad Pública. La reforma de esa norma está en debate en la Asamblea pero el Ejecutivo todavía no ha enviado sus aportes.

Venta de bienes

3. Ha sido otro proceso largo. En agosto de 2017, el primer mandatario dispuso, como una medida de austeridad, la “venta inmediata” de los autos de lujo que poseen las entidades públicas así como uno de los aviones presidenciales. Ninguna de las dos cosas se ha concretado. En el primer caso, el Servicio de Gestión Inmobiliaria del Sector Público (Inmobiliar) tiene listo un paquete de 75 autos de alta gama que irán a subasta: los exhibió en Quito el pasado 30 de mayo. Se espera obtener, al menos, dos millones de dólares. Esta institución informó ayer a este Diario que “próximamente” publicarán las fechas de recepción de las ofertas.

Del avión presidencial hay menos noticias. En diciembre del año pasado, el exministro de Defensa, Patricio Zambrano, explicó que esa operación es “competencia de una unidad específica de la Presidencia y se están evaluando los montos a los que se venderá el avión”.

Transportistas

4. Una serie de accidentes de tránsito levantaron la indignación general a inicios de año. El primer mandatario a tono con esa indignación anunció, el 26 de marzo, que el ministerio de Transporte y la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) iniciarían un plan de acción ciudadana por la seguridad vial. Ese plan incluía el “endurecimiento de los mecanismos de evaluación y control”. Inicialmente, la ANT anunció que los 12.000 choferes de los buses inter e intra provincial serían evaluados desde el 1 de junio. Ayer confirmó a EXPRESO que el proceso iniciará el 28 de julio.

Comunicación

5. El Gobierno tiene, al menos, dos grandes pendientes. En mayo, Andrés Michelena, secretario de Comunicación, anunció que el Ejecutivo enviará una consulta a la Corte Interamericana de Derechos Humanos para definir si la comunicación puede ser catalogada como un servicio público. Es la vía que el Gobierno encontró para intentar modificar el texto de la Constitución que se modificó en diciembre de 2015 con mayoría de Alianza PAIS en la Asamblea. Hasta ahora, el Ejecutivo no ha informado si es que concretó o no esa consulta. El segundo es la venta de los medios incautados: el 14 de mayo, Moreno volvió a anunciar la venta de los paquetes accionarios. Algo que, al parecer, podría tomar hasta el próximo año.

Deportes

6. En este caso se trató de una “rectificación”. El presidente había anunciado la desaparición del Ministerio del Deporte como parte de su plan de austeridad y reorganización institucional. Anunció que la entidad se fusionaría con la cartera de Educación. Cambió de opinión y transformó el antiguo ministerio en la Secretaría del Deporte.

Enlaces relacionados


+ Ver otras noticias