Exposición de Jorge Arce conmemora 20 años de paz entre Ecuador y Perú (AUDIO)
Exposición de Jorge Arce conmemora 20 años de paz entre Ecuador y Perú (AUDIO)
Exposición de Jorge Arce conmemora 20 años de paz entre Ecuador y Perú (AUDIO)

Exposición de Jorge Arce conmemora 20 años de paz entre Ecuador y Perú (AUDIO)

2018-09-14 07:47 | Cultura

Pintor peruano exhibe 60 obras en Centro Cultural de Universidad Católica

Audio

  • SEPTIEMBRE 13 JORGE ARCE - PINTOR PERUANO
‘Abstracciones: Encuentros y Territorios’ es el nombre de la muestra que se inauguró el pasado miércoles 11 de septiembre de 2018 con motivo de la celebración de los 20 años de paz entre Ecuador y Perú. En la exhibición del artista peruano Jorge Arce se pueden observar elementos y técnicas modernas que no dejan de tener un significado histórico.

La estrecha hermandad entre Ecuador y Perú quedó ratificada con la Firma de la Paz en Brasilia el 26 de octubre de 1999. Pero, previa a la oficialización del acuerdo, los acercamientos se consolidaron un año antes (26 de octubre de 1998), cuando se redactó el documento.

'Las obras seleccionadas, que sirven como un abrazo de comunicación entre los dos países que celebran los 20 años de proceso de paz tuvieron un eje temático, que está basado en los cuatro paradigmas del mundo atávico andino: el arcoíris negro del presagio; el Pachakutik, que es cuando el mundo se transform; el Taki Onkoy, la danza para curarse; y el mito del Inkarri, que es la resurección del inca o el inca enterrado', comentó el pintor peruano.

'Bajo este eje temático, y a través de una pintura muy suelta, abstracta, contemporánea, que no está fuera de nosotros, se hizo la muestra', acotó Jorge Arce.

Sus pinturas encajan en la corriente abstracta, pero que toma como base lo atávico.

'Entendamos que la pintura abstracta la podemos percibir en las telas o en vasijas, hay una iconografía muy constante. Lo he captado y desarrollado de un modo muy contemporáneo para poder identificar que hay algo que nos une, más allá de la territorialidad, es ese abrazo de una cultura que es antigua de los pueblos ancestrales', dijo.

Para el artista, 'entre Ecuador y Perú hay una fuerza que nos une, es como un mundo de nosotros porque estuvo muy ligado el Imperio Inca. Hay una relación directa entre el arte, la danza y la economía'.

La obra de Arce es reconocida por sus colores vibrantes. Destaca que el azul hace una referencia fuerte a la espiritualidad, pero al mismo tiempo evoca los rituales que los antiguos habitantes peruanos hacían para el mar. 

'El color azul está muy demostrativo en cada forma de la expresión de mi pintura. Lo impregno mucho en las telas porque lo llama al azul como ese color de las distancias', explicó.

'Hay una tratado que lo mencionó Kandinsky, se llama 'La teoría del color profundo, la espiritualidad del arte'. Los colores generan en nuestras percepciones psíquicas, estados anímicos. Los colores cálidos siempre nos dan ganas de vivir, y los colores fríos como el azul, provocan una profundidad de pensamiento, la meditación. He utilizado los dos rangos de colores, también los colores quebrados, que son los grises. En la muestra identificamos rojos, sienas o terracotas, que se pueden encontrar en los ceramios', agregó el artista.

‘Abstracciones: Encuentros y Territorios’ estará abierta al público hasta el 22 de septiembre de 2018 en el Centro Cultural de la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE) y la entrada es gratuita. Durante la exhibición se organizarán conversatorios y recorridos con el pintor para discutir sobre arte latinoamericano.

'Entendamos que el arte ocupa un lugar en la cultura, es un tejido de relaciones simbólicas que nos definen en cada época, entonces no está lejano de nosotros, no es como un atuendo que nos colocamos en ciertos momentos parte disfrutar, el arte es parte de nuestra vida y experiencia social', señaló Arce.

'El conversatorio se realizará este viernes desde las 10h00 y girará en torno a nuestro desarrollo del arte latinoamericano y cómo ha sido la influencia del arte europeo y norteamericano. No nos olvidemos que después de la transformación que se dio de la pintura abstracta, que muchos la definen como fuera de nosotros y que no nos identifica como latinoamericano; eso es falso, al contrario, la pintura figurativa que tiene todo un proceso de realismo viene con la colonia. Esas iconografías y formas las podemos encontrar en los principales vestigios de la ancestralidad de nuestros pueblos originarios', indicó.

Mencionó que cuando termine la exhibicion de sus obras en Quito, 'serán trasladadas a Lima y después serán parte de una exposición en otro país, eso está en un proceso'. 

'Siempre es importante a través del arte abrazarnos y poder dialogar entre países que son muy distintos o de otras lenguas. A través del arte se puede hacer un diálogo de amistad de concresión de ideas, y se puede compartir nuestras experiencias como artistas sobre las políticas culturales que se ven en el medio', resaltó.

Para el pintor, la muestra que presenta en la capital ecuatoriana se convierte en un “abrazo” a los ecuatorianos, por las conexiones culturales e históricas entre Ecuador y Perú, dos países que considera “mellizos” por su historia y culturales milenarias. 

'Hay una frase muy importante que siempre la tengo en mi mente del escritor y crítico de arte Eugenio D´Ors, que dijo: todo aquello que no tiene tradición es plagio. Entonces, si un artista no lleva nada de sí mismo, no carga un bagaje de su cultura, es un plagio, no te pertenece. Creo que ese es el deber de un artista, mostrar lo que eres y de dónde vienes', agregó.

Hace tres años el artista presentó un estudio sobre la cultura milenaria Caral en el Museo Antropológico de Arte Contemporáneo (MAAC) de Guayaquil en el que utilizó propuestas modernas con música e instalaciones. Además, expuso sus pinturas en la Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión. 

'La conexión con el público ecuatoriano es maravillosa. En el 2015 pude hacer una exposición en el MAAC sobre una investigación de la civilización Caral, que fue descubierta en el año 95 y data de más de cinco mil años de antigüedad . Me conmocionó ese descubrimiento y con la antropóloga Ruth Shady definí una forma de hacer arte a través de estos vestigios encontrados. Lo particular es que era una civilización feliz, no se encuentran muros de contención porque no habían guerras y tenían unos anfiteatros donde la gente danzaba y hacía un canto a la vida', concluyó.

(FO)

ECUADORINMEDIATO.COM

Enlaces relacionados


+ Ver otras noticias