EL NORTE (Imbabura) 11 713 niños tienen desnutrición crónica en la Zona 1

2018-10-11 07:35 | Sucesos

En Imbabura, en parroquias rurales de Otavalo y Cotacachi se sufre problemática. Desde la Coordinación de Salud se brinda apoyo y seguimiento.

Ibarra. Trabajar para prevenir la desnutrición es una de las prioridades en la Coordinación zonal 1 de Salud, en lo que corresponde a las provincias de Imbabura, Carchi, Sucumbíos y Esmeraldas.

Lorena Quimbiulco, directora zonal de Promoción para la Salud en la zona norte, especifica que es necesario definir lo que representa la desnutrición aguda y la crónica.

En el primer caso, se puede recuperar el peso del niño, en cambio, la desnutrición crónica es la que no permite recuperar la talla.

La problemática en Imbabura y Carchi es que no se ha podido superar la desnutrición crónica.

El sector rural es el más afectado.

En Imbabura, de los 20 319 niños atendidos, menores de cinco años, prevalece el problema de la desnutrición crónica en 3 719 niños, especialmente en las parroquias San José de Quichinche y San Rafael, ubicadas en Otavalo y en Peñaherrera, Imantag y Apuela, parroquias localizadas en el cantón Cotacachi.

Mientras que en la provincia de Carchi, de 8 617 niños atendidos, menores de cinco años, 1 793 están afectados con desnutrición crónica y el problema prevalece en Jacinto Jijón y Caamaño (cantón Mira) y en el cantón Espejo.

De los 37 089 menores de edad atendidos en Esmeraldas, 4 295 presentan desnutrición crónica, mientras en Sucumbíos, de los 14 453 atendidos, 1 906 menores de cinco años presentan el problema.

Lorena Quimbiulco explicó que para enfrentar esta realidad se realiza un trabajo permanente de consultas durante seis meses, para la recuperación.

Posterior a este tiempo se empieza a llamar cada trimestre para el control y más adelante se desarrollan de tres a cuatro controles.

“El niño empieza en un control y vemos que su madre realiza el plan de alimentación y sigue las recomendaciones”, explica la funcionaria.

El apoyo de la familia es fundamental para combatir la desnutrición infantil.

La coordinación está anclamos a la Misión Ternura en el que se implementa el Plan Intersectorial para la Alimentación, en el que se trabaja articuladamente con el Ministerio de Agricultura y Ganadería y trabajar en huertos multifuncionales en las comunidades.

También se trabaja con el MIES para que en los Centros del Buen Vivir incluyan la albúmina de huevo como parte de la alimentación.

Enlaces relacionados


+ Ver otras noticias