Despiden a periodista Lorena Abad de Radio Pública; padece de cáncer y pide liquidación e indemnización justa (AUDIO)

Despiden a periodista Lorena Abad de Radio Pública; padece de cáncer y pide liquidación e indemnización justa (AUDIO)

2018-11-08 07:51 | Entrevistas

Tras 10 años en su labor como comunicadora, el pasado 31 de octubre le notificaron con su salida del medio público

Audio

  • Noviembre 07 - Lorena Abad
La periodista Lorena Abad, despedida de Radio Pública, en declaraciones para Ecuadorinmediato, comentó que el pasado 31 de octubre fue notificada con su salida obligada del medio estatal. Exige una liquidación justa y la indemnización respectiva, ya que, en mayo pasado, fue diagnosticada con cáncer de tiroides. Al momento, su salida no ha sido notificada oficialmente y, desde el Ministerio de Trabajo, ofrecieron llamarla para guiarle en el proceso, pero, hasta ahora, no se concreta esa comunicación.

Abad, quien laboró por diez años en Radio Pública, comentó que, en el mes de mayo la diagnosticaron con cáncer de tiroides y comenzó con su tratamiento.

“Tuve que pedir los permisos respectivos porque la operación era inmediata. El doctor dijo que había que operar ya, entonces, me sometí a una operación para el 17 de mayo y de ahí comencé a tener reposos, regresé como en el mes de julio a la empresa a trabajar”, recordó.

Pero tuvo que ser sometida a nuevos exámenes y le indicaron que necesitaba ser intervenida otra vez.

“Nuevamente, el 7 de julio, soy sometida a otra operación, me ausento otro tiempo de la radio, regreso nuevamente a la radio después de haberme recuperado de la operación”, contó.

La periodista necesitó otro tiempo adicional de permiso para recibir un tratamiento de yodo, “en donde tenía que estar aislada, no podía estar cerca de nadie”, relató.

“Tenía dos semanas de haber regresado a la empresa, entonces, fui notifica de que estoy fuera”, reveló, al tiempo de detallar cómo se enteró de su despido el pasado miércoles 31 de octubre.

“Entré en el horario de las seis de la mañana, que correspondería hasta las tres de la tarde”, pero por cuestiones relacionadas a su labor salió a las 17h20 y las 17h36, se envió un correo electrónico al sistema QUIPUX, en el que le notifican su salida de la empresa.

“A las siete de la noche, después de estar con mi hijo un momento, revisé el teléfono y me encuentro con la novedad de que habían despedido a muchos compañeros y ante eso uno se preocupa, si la notificación te llegó al QUIPUX, hay que revisar también los correos electrónicos para ver si te llegó la notificación”, señaló.

Como no estaba en la empresa, Lorena pidió a uno de sus compañeros, a quien le facilitó su clave, que revise su correo electrónico.

“Luego, dejé también el teléfono por un momento, cuando regreso a verlo, ya veo que él me ha hecho una captura y me ha enviado el correo donde indica que estoy fuera de la empresa, que se había terminado mi contrato”, sostuvo.

Días después, es decir, jueves, viernes y el fin de semana hubo feriado en el país, por tanto, Lorena acudió el día lunes al Ministerio de Trabajo a consultar sobre su situación.

“Tomé el turno, estaba con mi niño de tres años, él se me cayó, tenía el turno 199, algo así, entonces, el señor (servidor del Ministerio de Trabajo) muy amablemente me hizo pasar, aunque no me tocaba el turno, no me preguntó nada de datos, pero muy amable me atendió”, indicó.

El trabajador le indicó a Lorena que “la empresa está dentro de sus facultades de terminar con el contrato”, ella le respondió: “sí, pero me han indicado que puedo acceder a un beneficio de una indemnización o la empresa no podía hacer eso porque tengo este tipo de enfermedad”.

“Me dice: ¿usted tiene carnet (de discapacidad)?, le digo: no, no lo tengo, lo gestioné pero no me lo dieron porque en el Ministerio de Salud, o, al menos, en el Subcentro de salud, que fui en Durán, me dijeron que no aplicaba porque no tenía metástasis, si tenía eso, sí me aplicaba”, mencionó.

Lorena pidió el carnet, entre el mes de junio y julio, cuando fue sometida a su primera intervención quirúrgica.

“Me dijeron que no aplicaba en mi caso, que eso aplicaba en casos anteriores, en años anteriores, pero ahora no, lo que indicaban los reglamentos era que ese beneficio, ese carnet, lo reciban las personas que tenían metástasis, yo le insistía: ¿para qué necesito un carnet cuando ya tengo metástasis? la mayoría sabe que cuando se tiene metástasis, ya son pocas las esperanzas que tienes de vida o casi nada”, acotó Lorena sobre la conversación que mantuvo en el Subcentro de salud.

Reveló, además, que ayer la llamaron del Ministerio de Trabajo para preguntarle quién le había atendido el día lunes, en qué modulo y cómo era la persona.

“Lo que le dije: ¿De qué estamos hablando? ¿Estamos hablando para tomar, de pronto, represalias contra el empleado que me atendió? O ayudarme en lo que fui, me dice: no es para nada de esto, lo que queremos es mejorar el servicio porque le dieron una respuesta que no corresponde, le digo: si esa no es la respuesta que corresponde ¿cuál es?, no me la dijeron, me dijeron que me llamarían después, no me llamaron durante la tarde, no sé si lo harán el día de hoy, esperemos que sí”, confió.

Ayer (martes), en cambio, acudió a Radio Pública, pero no logró verificar por ella misma el correo enviado con su despido, ya que su computadora estaba a minutos de ser retirada de su escritorio y cuenta en QUIPUX había sido deshabilitada.

“No pude leer, no he leído lo que dice el QUIPUX, porque ya para cuando ayer fui, mi maquina estaba a punto de ser retirada, mi cuenta había sido bloqueada”, dijo.

Aunque no ha recibido todavía ninguna notificación oficial ni tampoco sus jefes inmediatos ni la gerenta de Medios Públicos, Marta Moncayo, le ha dado una explicación, a Lorena le dijeron en la radio que todas las personas que han sido despedidas, tienen que llenar unos documentos y comenzar la recolección de unas 26 firmas.

“Estas firmas son de las diferentes áreas para ver que no tenga nada pendiente, entonces, comencé el tema de las firmas, era la una de la tarde, hasta esa hora no terminé, tengo que continuar con el proceso, me tengo que trasladar a la empresa, pero nadie me ha indicado nada, mis jefes inmediatos están en Quito, no hubo ninguna comunicación, ninguna llamada telefónica de nadie, ni siquiera personalmente”, manifestó.

Ahora, Lorena Abad espera y confía en que haya un pronunciamiento de la empresa.

“Han sido diez años que he trabajo dentro de la empresa, no conozco a los jefes o a la gerenta de ahora, ni siquiera a mis jefes inmediatos les he tratado antes, pero ahora no ha habido ningún pronunciamiento ni una llamada, nada, pero estoy confiando en que se dé ese diálogo o que el Ministerio de Trabajo intervenga”, pidió.

La periodista demanda que se le entregue una indemnización y liquidación justa para continuar con su tratamiento “hasta que se me puedan abrir las puertas nuevamente en alguna empresa, no sé si podrá (ser) en (una empresa) pública, porque como he tenido diez años, estaba bajo la LOSEP mi contrato, puedo aplicar en una particular”, agregó.

No obstante, admite que con su diagnóstico, tendrá que pedir permisos constantemente en su eventual nuevo trabajo.

“No es tan fácil, estoy pidiendo que me indemnicen porque ahora temo regresar, si me retornar a la empresa, porque el trato que se ha dado con esto, no ha habido consideración, no sé si regrese a la empresa y se me vuelva a dar el mismo trato”, concluyó.

Ecuadorinmediato

(PAY)

Enlaces relacionados


+ Ver otras noticias